Estos últimos meses nos han demostrado la importancia de los medios digitales, la síntesis de información y el uso eficiente de herramientas para conectar con nuestros clientes y colaboradores. Contarle al mundo lo que somos o lo que hacemos, como marcas, es un reto cada vez más complejo. Debemos de lograr un impacto de la manera más rápida y lo mejor posible para que así nuestro prospecto se identifique, quede enganchado y quiera saber más de nosotros.

Pensemos en una empresa o marca como una persona con la que queremos que cada vez más gente se relacione, busque, quiera y confíe; alguien a quien veamos y admiremos, que queramos ser, vestir y actuar como ellos. Una persona, que como todos, se relacione con los demás de la sociedad y conecte con ellos de manera que se vuelva parte de sus vidas.

Para que una empresa logre esta conexión, ya sea con sus clientes o con sus colaboradores, es necesario capturar y contar la historia de ésta tomando en cuenta 4 elementos clave.

  1. Historia. El contenido, el mensaje que quieres mandar: ¿quién eres? ¿qué haces? ¿por qué lo haces? ¿para quién lo haces? ¿para qué lo haces?
  2. Diseño. Tu portada, tu vestimenta. ¿Cómo quieres que el público te vea? ¿Qué impacto visual quieres generar?
  3. Empatía. Retomemos la conexión que mencionábamos como personas y pensemos en que como clientes, queremos que una marca nos entienda y piense en nosotros.
  4. Valor. ¿Por qué esta marca? ¿Qué ofreces diferente a los demás? ¿Qué propuesta nueva tiene?

 

La mejor manera de comunicarle todos estos valores a tu audiencia y conectar con ellos sin importar dónde estén, es por medio de contenido audiovisual.

Bien dicen que una imagen dice más que mil palabras… si un video tiene al menos 24 de ellas por segundo, imagina el impacto que puedes alcanzar.

Somos Suppa Studio: creamos videos, contamos historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.