Los KPIs (Key Performance Indicators) son indicadores que nos permite evaluar el desempeño de una estrategia de marketing de acuerdo a los objetivos establecidos. El objetivo de un KPI es medir los resultados con el fin de identificar cómo se puede mejorar y tomar las decisiones correctas sobre la estrategia que se está implementando.

A continuación hablaremos un poco más acerca de cada una de las fases, en las cuales nos enfocamos para medir el éxito de nuestra estrategia y cómo la optimización constante nos permite tomar las decisiones adecuadas para continuar ofreciendo resultados óptimos.

 

Fase uno: Awareness / posicionamiento

En esta primera fase los usuarios están buscando información sobre un producto o servicio y es cuando nos encuentran; el buen posicionamiento de marca permite que los usuarios reconozcan y respondan rápidamente a las campañas y contenidos.

Algunos KPIs que nos permiten evaluar dónde estamos parados como marca en el medio digital son: el número de followers, engagement actual de la cuenta, visitas al blog, visitas orgánicas a la página web y campañas de Email Marketing (open rates y CTR).

 

Fase dos: Visibilidad

En esta fase los usuarios ya nos conocen.

Aquí es donde empezamos a medir nuestro trabajo de una forma mucho más eficiente y la estrategia que estamos implementando. Tener buena visibilidad en los buscadores es clave para tener un bueno posicionamiento SEO. Nuevas visitas, duración de las visitas, reviews, nuevos followers y el engagement de la cuenta nos permite saber si estamos trabajando de forma correcta y qué optimizaciones debemos realizar para continuar obteniendo los resultados deseados.

 

Fase tres: Engagement / interacción

En esta fase los usuarios ya se interesan por el perfil y empiezan a interactuar con la cuenta.

Aquí podemos medir qué tan efectivo está siendo el contenido y cómo estamos conectando con nuestros usuarios. Estas métricas se calculan basándonos en el porcentaje de conversiones, comentarios, shares, saves, likes, etc.

 

Fase cuatro: Conversión

Esta es la fase donde los usuarios finalmente realizan la acción que queremos que hagan. Es una métrica muy clara que nos permite evaluar si se cumplieron los objetivos establecidos de forma exitosa.

El porcentaje de conversión de ventas, tráfico, descargas, clicks a campañas, compras, usuarios registrados, suscripciones, visitas recurrentes y repetición de compra son algunos de los ejemplos de conversión que podemos apreciar en el medio digital.

 

Existen distintos KPIs y varias estrategias para evaluar su rendimiento. Sin embargo, para nosotros este es el método que mejor nos ha funcionado para ofrecer a los clientes los resultados deseados.

Si quieres crecer tu negocio en el mundo digital… ¡escríbenos!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.